Imagenes

LAS ESTATUAS DE AIN GHAZAL Y SU SEMEJANZA CON LA ESCULTURA DEL MUSEO DE ISRAEL

En Jordania, muy cerca de la capital Ammán, en dirección Noroeste, se encuentra Ain Ghazal, que es una zona arqueológica de la que se estima su creación alrededor del año 5500 A. C., y que lamentablemente muy poco se sabe al respecto, debido tanto al desinterés de investigadores por conocer acerca del recinto y la cultura que hubiera habitado en ese territorio, así como por visitarlo. Sin embargo, resalta el hecho de que en el año de 1983, durante unas excavaciones, fueron encontradas una gran variedad de extrañas esculturas hechas algunas con cerámica y otras con yeso (Ver imágenes 1 y 2).

El aspecto antropomórfico (parecido al ser humano) de las figuras llama mucho la atención, ya que difieren del aspecto físico del hombre, pues su torso es muy ancho, el cuello es grueso y la cabeza ancha y de aspecto casi plano; asimismo, las extremidades superiores parecen estar adheridas al cuerpo, mientras que las extremidades inferiores son gruesas, con pies cortos pero también gruesos, teniendo una altura no mayor a un metro con treinta centímetros. Los pocos estudiosos e investigadores que se han involucrado en conocer al respecto, han coincidido en que estas esculturas podrían haber sido hechas con motivo de representar alguna o algunas divinidades reconocidas por la cultura que ocupaba ese recinto.

Y aunque para muchos este tipo de esculturas también podrían ser la representación del hombre, es importante enfatizar algunos hechos trascendentes que no permiten sea lógica esta teoría, como por ejemplo:

La mayoría de esculturas fueron encontradas con un acomodamiento en dirección de cabeza a pies de Este a Oeste.

De tal manera fueron resguardadas que la mayoría aún al día de hoy están muy bien conservadas, casi en su totalidad.

Y estas tienen un gran parecido con la escultura encontrada en Israel (Ver imagen 3), de la cual irónicamente se desconoce por completo el lugar de su hallazgo, y enfatizo la ironía, porque si hubiera algo que ocultar es porque no va a ser descubierto en ningún otro lado, consecuentemente, ¿por qué los judíos (Israel) ocultarían una evidencia tangible que los árabes (Jordania) harían del conocimiento público?

La escultura que fue exhibida en el año 2005 en el Museo de Israel, en Jerusalém, durante una exhibición temporal, en donde una gran variedad de esculturas antiguas recibían el nombre de: “Lo desconocido”; entre aquellas obras de arte se encontraba una figura semejante, llamada: –Estatua del “Ancestro”–. Aunque el modelo de la escultura del “Ancestro” fue exhibida por corto tiempo en el museo de Israel, se cree que la original pudo haber sido hecha hace aproximadamente nueve mil años.

La semejanza entre ambas esculturas es prácticamente perfecta, pues su cabeza es grande, su tórax es muy ancho, casi cuadrado, sus extremidades superiores son cortas y pegadas a su cuerpo, mientras que sus extremidades inferiores son largas y con pies muy grandes pero cortos, con la única diferencia entre ambas que las esculturas encontradas en Jordania tiene cinco dedos en los pies, mientras que la presentada en Israel tiene seis; pero maravillosamente, ambas esculturas tienen características físicas semejantes a las descritas de algunas razas de Seres Celestiales que al día de hoy se conocen, por lo que no debemos considerar esto como una mera coincidencia, sino como una prueba fiel de que otras culturas en el pasado convivieron con aquellos que, en apariencia son semejantes a nosotros, pero de una procedencia “desconocida”, ¿será que por ese motivo le llaman “Ancestro” a una escultura dentro de una colección titulada: “Lo desconocido”?…

¿Es coincidencia que nada se sepa del origen de estas estatuas? ¿Existe alguna casualidad en que Jordania (árabes) e Israel (judíos) coincidan en hallazgos tan semejantes, siendo territorios fronterizos? ¿Es accidental que en dos de las culturas más antiguas, con principios netamente similares, no idólatras pero que reconocen la existencia de un sólo DIOS VIVO, celestial y eterno, exista tanta similitud no sólo en historia, sino aún en reliquias? Esto es sólo una prueba más que confirma lo que desde hace miles de años, a través de cientos de generaciones ha sido enseñado: El hombre sólo tiene un DIOS al que debe honrar, pero también que DIOS no es un SER solitario, sino que cuenta con una comitiva de Seres que le sirven en el cumplimiento de SU Voluntad.

La información aquí presentada se sustenta en la escasa aportación existente al día de hoy sobre las esculturas, consecuencia del pobre interés de los arqueólogos e investigadores. No obstante ello, es usted, amable lector, quien tiene la mejor opinión.

MSB 72
Previous post

–Transmisión 72– LA BIBLIA, UNA EVIDENCIA EXTRATERRESTRE INNEGABLE 03/Nov/2013

MSB 73
Next post

–Transmisión 73– LA BIBLIA, UNA EVIDENCIA EXTRATERRESTRE INNEGABLE 10/Nov/2013

JorgeVal

JorgeVal

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>